En 2013, como acto necesario para la propuesta de normas, se realizó la toma en consideración conjunta de dos normas de destinos que habrían de servir conjuntamente a la estandarización de los procesos de gestión de los destinos turísticos inteligentes. Durante los dos primeros años el proyecto de la norma 178501 centralizó todos los esfuerzos y no fue hasta la publicación de la misma cuando se iniciaron los trabajos para el desarrollo de la norma 178502.

El impulso de esta segunda norma viene  nuevamente de la unión de la Secretaría de Estado de Agenda Digital y de la Secretaría de Estado de Turismo, especialmente a raíz de los trabajos paralelos que se estaban desarrollando dentro de la estrategia de internacionalización de los trabajos de estandarización y que permitía a España despuntar como líder en turismo y en procesos de normalización.

La norma en principio concebida como un compendio de indicadores, amplió su perspectiva con la introducción de nuevas tecnologías y herramientas tecnológicas, alineándose paralelamente con los trabajos que se desarrollaban en organismos internacionales como la Unión Internacional de Telecomunicaciones.

Para la elaboración de la misma se han tenido en cuenta más de 10 metodologías de referencia, diversas fuentes y documentos de interés relacionados, nacionales e internacionales, para aglutinar y analizar un total de 1.270 indicadores diferentes asociados a los distintos requisitos de un destino turístico inteligente. Después de una valoración en función de su utilidad, valor y rentabilidad se consensuó una propuesta final de 77 indicadores.

Esta norma se dirige fundamentalmente a aquellos destinos con voluntad de convertirse en destinos turísticos inteligentes basándose en el conocimiento de las expectativas de los turistas a través de un sistema de gestión adecuado, en la respuesta a dichas expectativas que estos destinos son capaces de proporcionar mediante la implantación de las herramientas tecnológicas necesarias y de planes de acción sobre los ejes de los DTI elaborados de forma reflexiva en base a evidencias, y a un análisis riguroso a través de indicadores.

Además permite la medición del progreso y su comparación medida en base a unos criterios comunes, estableciendo para ello una serie de herramientas e indicadores que tienen por objeto proporcionar información sobre los objetivos y parámetros ligados a las actividades o los procesos implantados.

Desde el pasado día 9 de diciembre la norma se encuentra en periodo de información pública. Desde esta fecha y durante 40 días (hasta el 18 de Enero 2018)  los proyectos estarán abiertos a comentarios a través del Sistema de Revisión de Proyectos de UNE.  Dicha herramienta permite a cualquier persona externa (previo registro, puesto que es necesario que se pueda identificar a quien realiza el comentario para poder darle oportuna respuesta ) visualizar los proyectos y comentar online el contenido de los mismos.

UNE 178501