La Secretaría de Estado de Turismo lidera el proyecto Destinos Turísticos Inteligentes, pionero a nivel internacional, cuyo objetivo es  implantar un nuevo modelo de mejora de la competitividad y desarrollo turístico basado en la gobernanza y la corresponsabilidad turística.

Esta iniciativa, surgida del Plan Nacional e Integral de Turismo 2012-2015, genera los mecanismos adecuados para facilitar la rápida incorporación de innovaciones en los destinos.

Qué es un Destino Turístico Inteligente

Un destino turístico innovador, consolidado sobre una infraestructura tecnológica de vanguardia, que garantiza el desarrollo sostenible del territorio turístico, accesible para todos, que facilita la interacción e integración del visitante con el entorno e incrementa la calidad de su experiencia en el destino y mejora la calidad de vida del residente.

Cómo convertirse en un DTI

SEGITTUR, como gestor del proyecto, propone a los destinos una primera fase en la que se aplica un procedimiento de diagnóstico integral, con el que se diseña un plan de acción que se integra con la propia estrategia del destino para su transformación en Destino Turístico Inteligente.

La metodología está basada en el análisis de requisitos alrededor de cinco ejes: gobernanza, tecnología, innovación, accesibilidad y sostenibilidad, promoviendo una visión integradora del destino incluyendo todas sus áreas.

A continuación, se inicia la fase de seguimiento en la que el destino tiene la posibilidad de distinguirse con el sello “Destino Turístico Inteligente” y entrar en un proceso de mejora continua que garantizará su capacidad para hacer frente con éxito a los retos y transformaciones que plantea el nuevo entorno económico, social y tecnológico mundial.

Beneficios

La transformación en un Destino Turístico Inteligente supone la revalorización del destino a través de la innovación y la tecnología resultando de ello fundamentalmente:

  • Un aumento de la competitividad, gracias al mejor aprovechamiento de sus recursos turísticos y a la identificación y creación de otros.
  • Una mejora en la eficiencia de los procesos de producción y comercialización.
  • Un impulso al desarrollo sostenible del destino en sus tres vertientes: medio-ambiental, económica y socio-cultural.
  • Una mejora de la calidad de la estancia de los visitantes y de la calidad de vida de los residentes.
  • Hacer de la estrategia turística la base para la dinamización económica del territorio garantizando sus efectos positivos en el largo plazo.

 

Estos son los destinos españoles trabajando en el marco del proyecto DTI:

 

destinos mapa
Fuente: SEGITTUR

 

La metodología también ha despertado interés internacionalmente y ya se han realizado trabajos para México, en los destinos de Cozumel y Tequila, y se trabaja en nuevas propuestas.

Destinos DTI